Un Claretiano

es un Hijo del Inmaculado Corazón de María es un hombre que arde en caridad y que abrasa por donde pasa. Que desea eficazmente y procura por todos los medios encender a todos los hombres en el fuego del divino amor. Nada le arredra; se goza en las privaciones; aborda los trabajos; abraza los sacrificios; se complace en las calumnias; se alegra en los tormentos y dolores que sufre y se gloría en la cruz de Jesucristo [12], No piensa sino cómo seguirá e imitará a Cristo en orar, en trabajar, en sufrir, en procurar siempre y únicamente la mayor gloria de Dios y la salvación de los hombres.
Rasgos Carismáticos

¡SOMOS MISIONEROS!

Misioneros 'con Espíritu'

Misioneros en comunidad

Oyentes y Servidores de la Palabra de Dios

Enviados a evangelizar escuchando a los pobres

Con toda la Iglesia y los que buscan la transformación del mundo

Abiertos a todo el mundo en el diálogo profético