Carta del Superior Provincial de Polska – Informe sobre Ucrania

Mar 5, 2022 | Polska, Solidaridad y Misión

Varsovia, 4 de marzo de 2022

Queridos Hermanos y amigos:

En primer lugar, me gustaría agradecerles a todos su gran interés por los acontecimientos que tienen lugar tras nuestra frontera oriental y que están relacionados con la guerra provocada por Rusia en Ucrania, donde los misioneros claretianos de la Provincia de Polska están presentes desde hace más de un año. Muchas gracias a todos los que ya nos han apoyado económicamente (por ejemplo, la Provincia de Santiago), así como a los que nos preguntan sobre esto o expresan su cercanía y solidaridad a través de la oración y los mensajes de apoyo y unidad.

Nuestros cohermanos polacos sirven en dos lugares de Ucrania. Se trata de Truskavets (donde viven) y Boryslav (el pueblo al que llegan). En Boryslav, las Hermanas, Pequeñas Siervas de la Inmaculada Concepción (una Congregación fundada en Polonia) trabajan y ayudan en la iglesia y en la catequesis. La comunidad de Truskawiec está formada por tres misioneros claretianos: el Padre Wojciech Kobyliński (superior), el Padre Krzysztof Łabędź (superior) y el Hermano Marcin Kukuś (ecónomo). Se enteraron del estallido de la guerra por mí porque leí las noticias en Internet a primera hora de la mañana. Esto demuestra el poder de los medios de comunicación modernos: se puede aprender más y más rápido de Internet que de una persona local. Además, Ucrania es un país grande (600.000 km2). La comunidad claretiana vive en el oeste, y el ataque de Rusia comenzó en el este de Ucrania.

Nuestros cohermanos decidieron desde el principio que se quedarían allí con las personas a las que querían ayudar el mayor tiempo posible. En cuanto a su seguridad, su situación ha sido básicamente la misma todo el tiempo desde que estalló la guerra: paz y tranquilidad (interrumpida de vez en cuando por las alarmas). Además, hay numerosos controles a la entrada de la ciudad. En la actualidad, los efectos de la guerra en Truskavets son que muchas personas (mujeres y niños) huyen a Polonia, ya que la frontera polaca está a sólo unos 60 km. Nuestros cohermanos están ayudando a transportar a muchas personas, y cada día hay más refugiados que huyen de la parte oriental -desgarrada por la guerra- de Ucrania. Algunos vienen sólo por un tiempo -considerando Truskavets como una parada en su camino a Polonia- mientras que otros esperan que sea allí donde esperen a que la tragedia termine. La situación es realmente difícil porque los rusos atacan y bombardean objetivos militares, pero también casas y bloques de pisos, hospitales, escuelas y guarderías; como si fuera una diversión, matan a civiles inocentes, incluidos mujeres y niños.

Esta situación ha llevado a nuestros cohermanos de Truskavets, además de su trabajo parroquial normal, a servir de conductores, transportando a las madres con niños a la frontera polaca; organizan la comida, la ropa y las medicinas; a veces dan una suma de dinero a los que han huido con las manos vacías de las regiones devastadas por la guerra. Las necesidades son cada vez mayores, pero la ayuda está cada vez mejor organizada, tanto gracias a las autoridades de la ciudad de Truskavets como a la ayuda procedente de Polonia y otros países.

En cuanto a la ayuda, se produce en dos direcciones: en Truskavets (a través de nuestros cohermanos y monjas); y en Polonia (desde el comienzo de la guerra, más de 600.000 personas han emigrado a Polonia). La ayuda se organiza en nuestras parroquias y a través de nuestros colaboradores cercanos y amigos. Nuestras comunidades claretianas en Polonia también ayudan a los refugiados de Ucrania dándoles espacio para vivir en nuestras casas (es el caso de Wrocław y de Paczyna; las comunidades de Varsovia y de Krzydlina Mała están listas) y ayudan comprando alimentos básicos y productos de higiene.

Somos conscientes de que nuestra capacidad es limitada, por lo que nos complace que muchos de vosotros preguntéis cómo podéis ayudar. Esto nos hace muy felices y ya os agradecemos sinceramente todos vuestros ofrecimientos de ayuda. Somos conscientes de que la situación actual empeorará y probablemente continuará durante mucho tiempo, por lo que queremos ayudar de forma estructurada y prudente (no dando todos los recursos de repente). Así que, si estáis dispuestos y podéis ayudar, por favor hacedlo, con algunas indicaciones por nuestra parte:

  1. No podemos garantizar una contabilidad detallada de los fondos recibidos (la situación de guerra lo dificulta). Si esto es necesario para prestar ayuda, lo sentimos, pero tendremos que renunciar a ella, porque en Ucrania nuestros cohermanos no tienen tiempo ni fuerzas para ocuparse de la documentación de forma detallada y sistemática. La confianza debe ser suficiente, aunque por supuesto intentaremos hacer todo lo que podamos.
  1. Muchos de vosotros pedís fotografías. Es muy difícil para nosotros obligar a nuestros cohermanos a hacer fotos en situaciones de dolor, sufrimiento, privación y miseria. Hay algunas personas, reporteros, que se dedican a hacer este tipo de fotos de forma profesional; podéis encontrarlos fácilmente en Internet. En segundo lugar, es peligroso hacer fotos aquí porque todo el mundo es hipersensible al espionaje y ya se ha capturado a varios espías rusos. Por supuesto, si recibimos alguna foto para hacerla pública, estaremos encantados de compartirla con vosotros.
  1. Tampoco podemos dividir los fondos y, por ejemplo, hacer fotos separadas de los artículos comprados con dinero de Polonia y otras separadas con dinero de España o Roma… Por favor, disculpadnos también por ello.
  1. Es posible que nos resulte difícil cumplir los plazos establecidos por diversas organizaciones, aunque por supuesto lo intentaremos.
  1. Como ya he mencionado, ayudamos y queremos ayudar en dos direcciones: a los refugiados en Polonia (en el futuro, puede haber varios millones de ellos) y en Ucrania. Si queréis que vuestro dinero se destine sólo a los necesitados de Ucrania, indicadlo con una nota adecuada.
  1. Pedimos a nuestros cohermanos de Ucrania que nos envíen regularmente (una vez a la semana) mensajes que les haremos llegar. Uno de ellos, el P. Wojciech Kobyliński CMF, ya escribe mensajes en Facebook casi todos los días y adjunta fotos, que también se pueden utilizar: facebook.com/wojciech.kobylinski.35
  1. Los fondos pueden ser transferidos a la cuenta bancaria de nuestra Provincia (cuenta en euros):

 

Misjonarze Klaretyni Kuria Prowincjalna

Poborzanska 27, 03-368 Warszawa

IBAN: PL87 1020 1013 0000 0902 0020 9643

SWIFT/BIC: BPKOPLPW

  1. Todos los datos y demás información necesaria pueden obtenerse escribiéndome directamente a la siguiente dirección de correo electrónico: prowincjal@klaretyni.pl

Por último, os agradezco una vez más vuestro interés, vuestras oraciones y vuestro sentido de auténtica fraternidad. Esto es muy importante para nosotros, especialmente para los cohermanos que trabajan en Ucrania. También pido oración por nuestros cohermanos (nueve misioneros claretianos) que trabajan en Rusia y Siberia. Esta situación tampoco es fácil para ellos.

Os saludo en el nombre del Señor.

P. Piotr Bęza, CMF

Superior Provincial de Polska

Categorías

Archivo

Sexto, séptimo y octavo transportes humanitarios a Ucrania

Sexto, séptimo y octavo transportes humanitarios a Ucrania

Queridos hermanos, bienhechores y amigos Gracias a sus donaciones, que agradecemos mucho, pudimos llevar ayuda a los refugiados de guerra en Polonia durante el mes de julio y apoyar a familias, hospitales y soldados en Ucrania. Tras numerosas dificultades, durante el...

La urgencia de seguir cuidando el planeta

La urgencia de seguir cuidando el planeta

Nueva York, Estados Unidos. Naciones Unidas acoge estos días la celebración de un encuentro de alto nivel (HLPF) sobre el desarrollo sostenible y el cuidado del Planeta en el que participa la Familia Claretiana. Los miembros del Equipo de los Misioneros Claretianos...

claretian martyrs icon
Clotet Year - Año Clotet
global citizen

Documents – Documentos